PuroParty.net

Concierto De Los Tigres Del Norte En El Palacio De Los Deportes, Noviembre 2012

tigres-norte-mexico-300x177
Texanas, camisas a cuadros y botas desfilaron desde temprana hora por los alrededores del Palacio de los Deportes, advirtiendo del evento que se avecinaba con la llegada de Los Tigres del Norte a este escenario para rugir y demostrar por qué son una de las agrupaciones más importantes de la música popular mexicana.

Al llegar la noche, Jorge, Hernán, Eduardo y Luis Hernández, así como Óscar Lara descargaron toda su energía en un extenso recorrido musical por lo mejor de su discografía, el cual dio inicio con "La banda del carro rojo", "La mesa del rincón" y "Pedro y Pablo", que hicieron entrar en ambiente a los seguidores, quienes fieles a su banda favorita portaban la vestimenta adecuada.

Ataviados en unos impecables trajes negros con incrustaciones de brillantes, el grupo continuó con "Jefe de jefes" y "La jaula de oro", que calentaron los motores para recibir a la invitada de la noche, la cantante Paulina Rubio. A pesar de ser aclamada en un inicio, la intérprete terminó por ser abucheada debido a que su intervención se postergo más de lo que el público hubiera deseado.

No obstante, la Chica Dorada entonó algunos de sus temas como "Último adiós", "Ni rosas ni juguetes" y "Lo haré por ti" en complicidad con la agrupación de música norteña, con quienes terminó su participación entonando "Golpes en el corazón", canción que se desprende de su "MTV Unplugged" editado en 2011.

Durante las más de dos horas que duró el concierto, los seguidores no dejaron de alabar, cantar y vitorear cortes como "La manzanita", "La Reyna del Sur", "Quiero volar contigo" y "La puerta negra", esta última de las mas coreadas de la noche.

La agrupación demostró su desenvolvimiento y experiencia tras más de cuatro décadas sobre el escenario al entonar melodías como "El rengo del gallo giro", "Mi fantasía", "La Yaquesita" y "La camioneta gris", entre otras, con las que agradecían el apoyo de sus fans, atendiendo las complacencias que estos le hacían.

De esta manera el Domo de cobre vibró y se cimbró cuando himnos como "La sala de espera", "Lagrimas del corazón" y "La granja" consiguieron los aplausos y la exaltación de los miles de seguidores, quienes decidieron usar los pasillos del recinto como una improvisada pista de baile.

Para la recta final del espectáculo, la agrupación agradeció a sus fieles seguidores el apoyo y cariño incondicional, para proseguir con "La tumba falsa", "El niño y la boda" y "América", canciones con las que Los Tigres del Norte lograron incendiar al Palacio de los Deportes.

Una noche en la que los animados asistentes vivieron un extenso y completo viaje por lo más destacado de una agrupación, que con toda la experiencia en el espectáculo sigue enamorando y atrayendo a nuevas generaciones.
Su Comentario Sobre Este Articulo
Nombre   (required)
Comentario
CAPTCHA

Ingresa La Clave Que Aparece En La Imagen